Estudiar la oferta y demanda antes comenzar un negocio

Muchas personas sueñan con ser dueños de su propio negocio, independizarse, dejar de trabajar para otros y dedicarse a inversiones propias que además sean algo de su agrado. Sin embargo no todo es tan sencillo, no importa que tan bueno sea en lo que hagas, que tanto capital tengas o si tienes la mejor publicidad de todas, un negocio jamás va a ser productivo si no estudias la oferta y la demanda.

Imagina que decides formar una empresa que vende hielo en Rusia, esto es algo sin sentido, ¿Quién compra hielo en Rusia? Este es un ejemplo muy claro del porque se debe de estudiar el mercado al cual pretendes ingresar.

¿Que son la oferta y la demanda?

Estas variables microeconómicas son la clave para determinar qué tan rentable puede llegar a ser un negocio, es decir, determinan si el producto que piensas ofrecer a tus clientes se venderá y en que tanto se puede vender.

Estudiar la oferta y la demanda es el primer paso a realizar antes de iniciar un negocio. Preguntas sencillas como ¿Se venderá mi producto?, ¿Qué tan solicitado es mi producto?, ¿Qué tan rentable puede ser mi negocio?, ¿Cuáles son las posibles competencias en el área cercana a mi negocio? Pueden ayudarte a comprender cuales son las necesidades de los clientes, de esta forma podrás ofrecer productos que sean rentables y tendrás una mayor probabilidad de éxito.

Estudiar la oferta y demanda antes comenzar un negocio

Estudiar la oferta y demanda antes comenzar un negocio

La ubicación del negocio también es determinante

No es lo mismo iniciar un negocio de comidas en el centro de la ciudad, en un centro comercial o cerca de universidades o colegios a iniciarlo en una urbanización pequeña. A mayor población, mayor cartera de posibles clientes, además de que la tasa de éxito y rentabilidad aumenta o disminuye según la ubicación de tu negocio.

Tips para determinar si tu negocio será rentable

Para darte una idea de si tu negocio será rentable debes de realizar proyecciones y un estudio de mercado, esto suena muy complejo, hay una forma más sencilla aunque subjetiva de determinar la factibilidad de tu negocio, supongamos que tu negocio será de venta de desayuno e imagínate como si fueras el cliente y responde estas preguntas.

  • ¿Es bueno el producto que ofreces?
  • ¿Qué diferencia tu producto de otros similares?
  • ¿Es accesible económicamente tu producto en comparación con la competencia?
  • ¿Adquirir tu producto es fácil respecto a la ubicación del local?

Estas 4 preguntas son claves para poder determinar si tu negocio será o no rentable.

Iniciar un negocio no es una tarea fácil, pero tampoco imposible, tan solo necesitas asesorarte adecuadamente, estudiar las posibles opciones y determinar cuál es la adecuada, la que posee mayor probabilidad de éxitos, de esta forma tendrás una inversión segura.

Fuente: caracteristicas.co/microeconomia/